Las mudanzas suelen ser un momento de mucha tensión y estrés, sobre todo cuando hay que compaginarlas con el trabajo o no se tiene mucho tiempo. Ya que lo normal es que durante este proceso la casa esté más sucia y haya cajas por todas partes. Pero que no cunda el pánico. Con los siguientes consejos para la limpieza en una mudanza seguro que este trago será más llevadero y tú sabrás gestionar mejor la situación.

Limpiar la casa antes de mudarte

La limpieza en una mudanza implica dejar limpia y vacía una vivienda, y a la vez preparar también la nueva casa para entrar a vivir en ella. Así que el primer paso es aprovechar que la vivienda a la que te mudas está completamente vacía para hacer una limpieza general en profundidad.

  • Empieza la limpieza por los techos. Si no está recién pintado probablemente tenga acumulado polvo, así que sube a una escalera y repásalo con un trapo húmedo.

  • Sigue por las paredes. Cuando la casa esté llena de muebles y cuadros no volverás a tener la oportunidad de darle un repaso a las paredes vacías. Si están pintadas probablemente estén también limpias, pero sino, pasa por ellas el paño húmedo para eliminar todo resto de suciedad. Si hay algún rayón de mueble o calzado intenta eliminarlo usando una goma de borrar. Ofrece muy buenos resultados para este tipo de manchas.

  • Limpieza según el tipo de suelo. En el suelo la suciedad se acumula mucho más y se nota también más. Pasa la aspiradora, barre y pasa la fregona. Utiliza siempre los productos de limpieza adecuados para cada tipo de suelo para no dañarlo y mantenerlo siempre limpio.

  • No te olvides de los interruptores. Las manos tienden a acumular todo tipo de bacterias, así que no te olvides de hacer una buena limpieza en ellos. Aprovecha y friega también puertas y picaportes antes de entrar a vivir.

Limpiar la cocina a fondo, una tarea esencial para la limpieza en una mudanza

Las cocinas que han tenido un uso previo siempre acumulan una gran cantidad de grasa y suciedad. Por eso es tan importante dedicar especial atención a este espacio de la casa.

Puedes empezar por abrir los muebles y sacar cajones, lejas y estantes para hacer una limpieza a fondo con lejía o cualquier otro desinfectante de limpieza.

Dedica tiempo a limpiar la campana extractora. Desinstala las distintas partes y usa un desengrasante adecuado para dejarla como nueva.

Un repaso a las ventanas

Limpiar las ventanas conlleva bastante trabajo, pues hay que limpiarlas por dentro y por fuera, incluidos los marcos.

Para limpiar los cristales utiliza un limpiador de cristales y una bayeta de microfibra específica para limpiar cristales y vidrio. Los rieles que se encuentran bajo las ventanas también requerirán una limpieza en profundidad. Puedes usar una aspiradora y pasar un paño con producto desinfectante para dejarlos como nuevos.

¿Cuándo limpiar los muebles en una mudanza? ¿Y los objetos decorativos?

Para responder a estas preguntas primero hay que tener en cuenta qué tipo de mudanza vamos a hacer. Si los muebles y los objetos van a estar perfectamente embalados y van a permanecer en un lugar limpio, no importa si se limpian antes o después de la mudanza.

Pero si en cambio se va a utilizar una furgoneta vieja o se va a hacer uno mismo la mudanza, sin contar con cajas perfectamente cerradas, te recomendamos que limpies los muebles y demás objetos de decoración cuando termines la mudanza, en la casa nueva.

Productos de limpieza online

Tanto si tienes una empresa de limpieza, como si quieres ahorrar con los productos de limpieza para empezar la limpieza en una mudanza, te invitamos a echar un vistazo a nuestra tienda online de limpieza.

Encontrarás productos de limpieza a precio de fábrica y todo lo que necesitas para ahorrar y mantener tu vivienda o negocio reluciente.