Las mamparas para la ducha o bañera son más seguras, estéticas y aportan más amplitud que las cortinas de baño. Además, estas mamparas ayudan a evitar problemas de humedades y moho en el baño. Sin embargo, tienen el inconveniente de que requieren una limpieza más frecuente y específica para mantener su brillo y la cal del agua no se quede incrustada en el cristal o el acrílico. Si quieres obtener los mejores resultados, no te pierdas este post. Te contamos cómo limpiar la mampara de la ducha correctamente y en un 'plis plas'.

Si tienes problemas de humedad en el baño, quizá te interese este post con algunos trucos para que el baño huela bien.

Productos para limpiar la mampara de la ducha

Para dejar la mampara como nueva después de cada uso o limpieza tan solo necesitarás unos pocos productos de limpieza. Estos variarán si quieres limpiar una mampara de vidrio o de plástico:

  • Amoniaco

  • Vinagre de limpieza

  • Paño de algodón

  • Jabón neutro

  • Limón

¿Qué se necesita para limpiar una mampara de vidrio?

Las mamparas de vidrio son muy fáciles de limpiar, especialmente si cuentan con tratamientos anti-cal. Para obtener los mejores resultados, lo ideal es emplear vinagre o vinagre de limpieza, que además es un desinfectante natural y no deteriora los elementos del baño.

Para aplicarlo, podemos disolverlo en agua caliente, o aplicarlo en spray directamente sobre la superficie de vidrio de la mampara. Déjalo actuar unos diez minutos y procede a limpiar con un paño húmedo.

Si quedan manchas de cal en la mampara, al vinagre puede mezclarse con una mezcla de agua caliente y bicarbonato de sodio. Aplica esta mezcla en la mampara y deja actuar unos 20 minutos. Finalmente retira la mezcla con un paño húmedo.

Algunos productos de limpieza que también funcionan muy bien para limpiar mamparas de cristal son el amoniaco y el jabón neutro. Si buscas remedios caseros para limpiar la mampara de la ducha, también puedes probar el limón.

Cómo limpiar una mampara de plástico

Las mamparas de plástico se ensucian más que las de cristal. Este material se limpia bastante bien empleando una mezcla de amoniaco, alcohol y agua.

Mezcla bien los tres productos, introdúcelos en un spray y rocía la superficie de la mampara y los carriles inferiores y superiores.

Después pasa un paño húmedo para eliminar la mezcla y un paño seco para secar bien la mampara.

Utiliza también el paño húmedo para limpiar la silicona de los carriles, así evitarás que puedan aparecer hongos.

Tips para mantener las mamparas limpias durante más tiempo

Para mantener durante más tiempo la mampara de la ducha limpia, es importante secarla después de cada uso. Para esto puedes utilizar un paño seco, o una espátula de goma, de las que se utilizan para limpiar los cristales. Aunque al principio te pueda parecer un trabajo extra, seguro que después de ver lo bien que queda la mampara, lo harás por inercia casi sin darte cuenta.

Si quieres impedir que aparezca moho u otras bacterias, puedes rociar con zumo de limón cada dos o tres días. Recuerda también ventilar el baño después de la ducha e intentar que la mampara se quede lo más seca posible.

Cuanto más a menudo limpies las juntas de silicona de la mampara con un paño húmedo, menos hongos aparecerán y más limpia lucirá siempre tu baño.

Conclusión

¿Buscas productos de limpieza profesional a precio de fábrica? Echa un vistazo a nuestra tienda online de limpieza y maquinaria de limpieza, y si no encuentras lo que necesitas, contacta con nosotros.

Estamos aquí para ayudarte.