A todos nos gusta que el jardín que hemos cuidado durante todo el año luzca mejor que nunca en verano. Sin embargo, esta época del año no sólo nos encanta a quienes disfrutamos de las vacaciones en el mar, la piscina o junto a nuestras familias y amigos. También los pequeños insectos y plagas se sienten atraídas por todas las condiciones que se dan en esta época del año. Como consecuencia, el jardín se expone a diversas plagas de verano que merece la pena conocer para así saber cómo frenarlas a tiempo.

En Gragedes contamos con los mejores servicios y productos insecticidas formato industrial para luchar contra todas estas plagas de verano que ponen en peligro el jardín e incluso la salud de sus usuarios.

Pulgón, una de las plagas de verano más frecuentes en huertos y jardines

Cuando empezamos a salir a disfrutar del exterior de viviendas, edificios, restaurantes u hoteles, el pulgón es una de las plagas que antes se hace de notar en todo tipo de plantas.

Estos insectos no miden más de 3mm, pero aún así suelen atacar a las plantas en grandes colonias, por lo que los daños en las plantas suceden en muy poco margen de tiempo.

Para acabar con esta plaga se tendrá que emplear el insecticida adecuado. Y de paso, este uso de insecticida para pequeñas plagas podría acabar también con otros insectos u hongos que ataquen el jardín atraídos por la melaza que segregan los pulmones.

Eliminar plagas de hormigas en verano

La aparición de hormigas en el jardín o terraza a menudo se ve ligada con la llegada de los pulgones. Ya que esta melaza de la que hablábamos sirve de alimento para las hormigas, mientras que éstas protegen a los pulgones de insectos depredadores como las mariquitas. Por eso la presencia de una de estas plagas suele traer consigo la aparición de la otra.

Aunque las hormigas pueden parecer inofensivas, todo cambia cuando se convierten en otra de las peores plagas de verano y aparecen por todas partes, creando malestar en personas y daños en las plantas.

Por ejemplo, tener un hormiguero bajo el césped puede hacer que algunas zonas de éste se amarilleen. Esto se debe a que las redes de túneles que hacen las hormigas interfieren con las raíces de la planta, dificultando la absorción de nutrientes.

Para eliminar las hormigas, además de los insecticidas, pueden utilizarse cebos y trampas para hormigas.

Plaga de araña roja en nuestras plantas

La araña roja es un ácaro polífago que se alimenta de la savia de casi cualquier planta. Dado su pequeño tamaño (medio milímetro) suele pasar desapercibida hasta que el problema se convierte en una plaga.

En esta época del año es habitual que este ácaro tenga un tono verdoso, mientras que en invierno toman su color rojo característico.

Estas plagas dañan las hojas de las plantas que empiezan poco a poco a amarillear y a secarse. Puede percibirse su presencia por la fina tela que recubre las plantas, y por los puntitos amarillos que aparecen en las hojas por las picadas.

Para combatir este problema es importante usar el insecticida adecuado, evitar el exceso de abono y mantener una buena humedad en las hojas de las plantas.

Hongos en el jardin

Los hongos son otra de esas plagas de verano que se vuelven muy habitual en zonas como el césped. Aunque lo cierto es que pueden dañar cualquier tipo de planta, dejando como señal manchas redondeadas en las hojas.

Para prevenir su aparición se deberá evitar el encharcamiento del césped al regar o de las plantas que queramos vigilar. Mientras que para eliminar los hongos del jardín se recomienda la aplicación de fungidas específicos.