El papel de aluminio y el film transparente son dos productos que encontramos fácilmente en la cocina de cualquier hogar o negocio de hostelería. Ya que entre sus múltiples usos, se pueden utilizar para conservar mejor alimentos empezados o envolver productos para un transporte más seguro. Pero, ¿sabes exactamente cuando es más adecuado usar papel de aluminio y cuando es mejor usar film transparente? ¡Te lo contamos!

En Gragedes, además de productos de limpieza a precio de fábrica para empresas y particulares, contamos con productos desechables como el film y el aluminio, epis o menaje de usar y tirar.

¿Para qué sirve el papel de aluminio?

El papel de aluminio nació a principios del siglo pasado como sustituto del papel de estaño. Ya que este, aunque tenía las mismas funciones, dejaba mal olor en la comida.

Por las características del papel de aluminio, este producto funciona como una barrera más fuerte para proteger los alimentos que el film plástico. Por lo que impide mejor que los alimentos de olor fuerte desprendan su aroma al resto de productos de la nevera. Por eso, por ejemplo, es el mejor envoltorio para el pescado.

Otra característica que diferencia al papel de aluminio del film plástico es su opacidad. Esto hace que sea la opción más indicada para proteger alimentos de la luz solar. O incluso para tapar alimentos que queramos proteger de miradas indiscretas (como una bizcocho o tarta de cumpleaños sorpresa).

Por otro lado, el aluminio resiste mucho mejor el calor que el film. Así que es el producto más adecuado para su uso en barbacoas. Por ejemplo, para asar pescado, marisco o verduras, sin manchar la barbacoa. También puede utilizarse en el horno para cocinar con la técnica papillote, que cuece los alimentos en sus propios vapores).

Y como curiosidad, no existe ninguna diferencia entre usar el papel de aluminio por su zona más mate o por la más brillante. Ya que esto no tiene ninguna influencia en sus propiedades.

¿Cuándo no utilizar papel de aluminio?

Además de no utilizarse en el microondas, existen otros casos en los que mejor apostar por el papel film.

Por ejemplo, el papel de aluminio puede quedarse pegado a los alimentos si lo utilizamos para congelar. En estos casos lo mejor es recurrir a las bolsas de congelar. O si no disponemos de ellas, cubrir los alimentos con film de plástico y después con aluminio. Ya que este último ayuda a impedir la entrada de oxígeno.

Por otro lado, el aluminio no es el mejor papel para envolver los alimentos ácidos como el tomate. Puesto que con este tipo de alimentos puede darse una migración del papel a la comida y producirse una contaminación de la misma.

¿Cuándo es mejor usar film transparente?

El film se adapta mejor a las formas y se rompe menos que el papel de aluminio. Además, es transparente. Por lo que permite a los profesionales identificar antes los alimentos que almacenan.

Dadas estas características, el film plástico es mejor para envolver alimentos con una forma irregular o textura que supondría la rotura del papel de aluminio.

También es mejor para conservar en la nevera alimentos frescos como las frutas, verduras, carnes o embutidos.

En cambio, como ya hemos comentado antes, el film no es recomendable en usos a altas temperaturas como el horno, sartenes o barbacoa. Aunque algunos papel film especiales son más resistentes, pudiendo utilizarse para impedir que los alimentos se resequen en el microondas. Pero antes deberá verificarse de que efectivamente puede usarse con este fin. Por otro lado tampoco se utilizará este producto en alimentos que vayan a estar expuestos a la luz solar.