Mantener y limpiar una cocina industrial es un trabajo complicado que requiere de tiempo y dedicación. Ya que en estos espacios se trabaja a diario con una gran cantidad de productos que al manipularlos o cocinarlos sueltan grasas y partículas que se adhieren a las distintas superficies de trabajo, haciendo necesaria una limpieza constante para poder seguir trabajando cómodamente y respetar las normas de higiene tan importantes cuando se manipulan alimentos. Pero probablemente estés de acuerdo con nosotros en que la tarea más ardua es la de eliminar la grasa de tu cocina industrial. Por eso, en este post hemos querido recopilar algunos consejos y tips muy útiles para hacer más amena y eficaz esta labor. ¡Allá van!

Utiliza desengrasantes industriales

Una cocina industrial requiere de productos pensados específicamente para estos espacios. Ya que es imposible comparar una cocina doméstica con una de este calibre. Por tanto, los productos profesionales como los desengrasantes que encontrarás en nuestra tienda online te ayudarán a eliminar la grasa de tu cocina industrial de una forma mucho más rápida y fácil que los productos de limpieza convencionales.

Nuestros desengrasantes industriales están especialmente pensados para la limpieza de superficies con grasa incrustada y difícil de eliminar. Gracias a su composición química, estos productos llegan allí donde otros no pueden, eliminando la grasa que resulta más persistente a las moléculas de agua.

A la hora de comprar un desengrasante industrial se deberá tener en cuenta el pH del mismo y la concentración de materia activa. Ya que conforme mayor sea la concentración de materia activa, más enérgico y potente será el producto desengrasante.

En cuanto al pH, cuando éste se encuentra entre 7 u 8, se considera suave, por lo que es más eficaz para limpiezas diarias. Mientras que cuando el pH es de 12, o superior, el producto de limpieza profesional estará más bien pensado para superficies con una gran concentración de grasa e incrustaciones (hornos, hornillas, extractores de aire...).

Eliminar la grasa de tu cocina industrial paso a paso

El primer paso para mantener la cocina siempre limpia y en buen estado es cuidar el mantenimiento diario de cada una de las máquinas y superficies que se utilizan. Cuanto antes se limpie la grasa, más fácil será de eliminar y menos incrustaciones se sufrirán. Recuerda usar los productos adecuados en función de cada material. Por ejemplo, para la limpieza de electrodomésticos y superficies de acero inoxidable mejor usar bayetas de algodón suave, en lugar de estropajos o 'nanas'. Además de este mantenimiento diario, se deberá hacer una limpieza a fondo a final de cada semana. En este momento se intentará mantener la cocina lo mejor ventilada posible y mantener los alimentos bien conservados y no a la vista. Esto, además de facilitar y agilizar la limpieza, logrará impedir que los alimentos se puedan contaminar con los productos de limpieza.

A la hora de hacer la limpieza profunda de la cocina, se deberá hacer especial hincapié en todas aquellas máquinas y electrodomésticos que son más propensas a acumular grasa y suciedad. Por ejemplo: Planchas, freidoras, extractores de aire, frigoríficos campanas, filtros y zonas de trabajo habituales. En algunos casos se deberán desmontar las piezas de la maquinaria para poder acceder a los puntos más críticos y a los que no alcanzamos a diario.

Por último, pero no menos importante, se debe hacer una limpieza profunda del suelo. Para ello, si es necesario se moverán las distintas máquinas y superficies de trabajo para poder llegar a todo los rincones sin problema.

En Gragedes, además de contar con productos de limpieza profesional, disponemos de maquinaria de limpieza que puede ser de gran utilidad para la limpieza de cocinas industriales.