No hay nada como entrar a un lugar y sentirse embriagado por un olor agradable. Pero por desgracia esto no siempre es posible, ya que a veces la humedad y otros malos olores parecen resistir a todo tipo de remedios o intentos de camuflarlos. En estos casos, lo ideal es acudir a soluciones profesionales, que acaben con el problema de raíz y no dañen la imagen del negocio. En este post hemos resumido para ti algunas de las mejores opciones para eliminar el mal olor a humedad de manera definitiva. ¿Te animas a ponerlos en práctica?

¿Por qué huele a humedad?

Cuando un espacio está cerrado la mayor parte del tiempo, o no se ventila de la manera adecuada, lo normal es que este espacio desprenda mal olor, especialmente si hay filtraciones que lo potencien. En estos casos, un buen ambientador líquido como los que encontrarás en Gragedes puede ayudarte a camuflar el olor, o intentar que cese por un tiempo. Pero no eliminará el problema que provoca el mal olor a humedad y a cerrado.

El primer paso para encontrar un remedio eficaz es conocer de dónde proviene el mal olor; ya sea a causa de haber estado mucho tiempo mal ventilado, por una gotera, una cañería en mal estado o porque se vive en una zona muy propensa a la humedad.

Revisa todas las paredes y suelos en busca de manchas negras, goteras en el techo o fuga de tuberías. Las zonas en las que tiende a acumularse el agua son los lugares más propensos a la aparición de moho y hongos.

Ayuda profesional para reparar problemas de humedad

Si tras una limpieza profesional y con los productos adecuados, el problema persiste, se deberá contactar con un profesional para que repare posibles daños en tuberías o goteras.

Cuando se ponga fin a este problema, es importante hacer hincapié en la limpieza y ventilar bien el espacio. En este punto es recomendable además utilizar un buen ambientador.

Otra opción es hacerse con un aparato neutralizador de olores. Este producto ayuda a eliminar el mal olor a humedad, a tabaco, o a alimentos en mal estado de manera más permanente.

Existen formatos diferentes, aunque todos ellos tratan de atacar a las moléculas que causan el olor, descomponiéndolas y reduciendo su concentración.

Entran en este rango los generadores de ozono profesionales, que además de neutralizar los malos olores, gracias a su poder oxidante tienen propiedades bactericidas, germicidas, virulicidas y desinfectantes.

Carbón activo para eliminar el mal olor a humedad

Aunque el principal uso del carbón es el de producir calor o electricidad, lo cierto es que este producto tiene muchos más usos. Por ejemplo, el carbón activo es un buen remedio para absorber la humedad y los malos olores.

Gracias a sus cientos de agujeritos, el carbón tiene una gran capacidad para capturar sustancias que luego liberará, tanto olores, como otras partículas que pueden quedar suspendidas en el aire y resultar ser perjudiciales para la salud.

Para combatir el olor a humedad puede colocarse un recipiente con carbón activo en la zona en la que se quiera eliminar el mal olor de manera natural y sin químicos. También puede funcionar el carbón vegetal, pero es mucho menos efectivo.

Otro remedio casero que puede ayudar a eliminar el mal olor a humedad es el bicarbonato de sodio. Éste absorbe la humedad y neutraliza los olores. Así que también es muy socorrido para eliminar los malos olores en espacios pequeños cerrados como neveras o armarios.

También puede funcionar el truco del vinagre con limón. Para hacer la mezcla basta con mezclar a partes iguales vinagre blanco, con zumo de limón. Puede aplicarse en las zonas con problemas de humedad, al menos durante 12 horas.