En pleno estado de alarma y con la mayoría de profesionales del país parados por orden del decreto Ley, los profesionales restantes luchan por seguir ofreciendo sus servicios en las mejores condiciones posibles de higiene y seguridad, tanto con el teletrabajo, como exponiéndose a diario de forma pública. En cualquier caso, limpiar y desinfectar tu puesto de trabajo y todas sus superficies de manera correcta, se ha vuelto más importante que nunca. Para conseguirlo, es esencial saber cómo hacer un uso adecuado y eficaz de los productos químicos de limpieza profesional.

¿Por qué es importante desinfectar tu puesto de trabajo?

Una de las mayores medidas implantadas para evitar la propagación del virus que provoca el COVID-19 es la correcta desinfección de las superficies con las que estamos en contacto.

Esto se debe a que este virus se transmite de una persona a otra a través de las gotículas que las personas infectadas echan al exhalar o toser por la nariz o la boca. Estas pequeñas gotas pueden aspirarse de manera inconsciente de forma directa si no se respetan las distancias de seguridad entre personas. Pero también pueden hacerlo si tocamos una superficie en la que previamente han caído dichas gotas y luego nos tocamos los ojos, la nariz o la boca.

Aunque la importancia de limpiar la oficina y desinfectar los puestos de trabajo va más allá de esta situación provocada por el coronavirus. Ya que la limpieza de los puestos de trabajo es fundamental para que tanto los trabajadores, como los clientes, puedan desarrollar sus funciones en un entorno adecuado: Libre de suciedad, microorganismos y bacterias que pueden ser perjudiciales para la salud y el rendimiento del profesional. Por ejemplo, una desinfección ineficiente de las oficinas y demás puestos de trabajo puede fomentar la aparición y propagación de resfriados y todo tipo de virus a la plantilla.

Pero el polvo y la suciedad no sólo causan enfermedades, también pueden potenciar la aparición de alergias y problemas respiratorios. Así que es fundamental contar con una limpieza profesional, y con los mejores productos de limpieza para desinfectar las superficies.

¿Cómo limpiar tu puesto del trabajo para protegerlo del coronavirus?

En esta situación de crisis sanitaria es fundamental que cada día antes de comenzar las labores diarias se empiece limpiando y desinfectando el puesto de trabajo. Esto implica dedicar tiempo a cada herramienta de trabajo y superficie: Escritorio, teclado, pantalla, ratón, teléfono, lapiceros, o cualquier objeto que se encuentre en la superficie de trabajo.

Para esta labor puede utilizarse cualquier producto de limpieza desinfectante: Spray, toallitas o un trapo impregnado de solución limpiadora desinfectante.

Una adecuada desinfección durará entre tres y cinco minutos y dejará húmedas las superficies.

Además del alcohol, el amoniaco y la lejía también son dos grandes desinfectantes y con muy buenos resultados en la lucha contra el coronavirus. Con estos productos se podrán limpiar los suelos, y también los principales focos de infección como las cocinas y los baños: Grifería, lavabo, paños, radiadores...

Además de limpiar y desinfectar, también es fundamental lavarse las manos con frecuencia mientras trabajas. Un buen lavado no durará menos de veinte segundos y es imprescindible para evitar contagiarse de un sin fin de enfermedades. En caso de estar en un lugar sin acceso a agua potable, no dudes en usar gel desinfectante que no requiere ser enjuagado después.

No olvides lavarte las manos antes y después de ir al baño, comer, manipular alimentos, realizar limpiezas y desinfecciones, cambiar los pañales del bebé, atender a enfermos, llegar a casa, tocar cualquier elemento del exterior o jugar con tus mascotas.

Si tu empresa necesita productos de limpieza desinfectantes profesionales, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.