Facilidad de limpieza, ahorro de tiempo y resultados más profesionales. Las aspiradoras llegaron al mundo para revolucionar la forma de limpiar y conseguir eliminar todo tipo de partículas, líquidos y suciedad de cualquier superficie. Por lo que en estos momentos, en los que la limpieza se ha vuelto tan importante para desinfectar las superficies, contar con buenos aspiradores profesionales para uso industrial se ha vuelto aún más fundamental en ambientes de trabajo. Casi tanto como saber limpiar el filtro de una aspiradora correctamente.

Limpiar el filtro de una aspiradora según funcionamiento

Hoy en día podemos comprar aspiradoras industriales para cada tipo de aplicación o necesidad. Además, éstas no sólo son útiles para limpiar el polvo de las superficies. Algunos modelos son ideales para recolectar líquidos o sustancias tóxicas y peligrosas.

Esta maquinaria profesional de limpieza cuenta con sistemas de filtración de gran nivel, lo que permite a este tipo de aspiradoras retener hasta los polvos más finos. Por ejemplo, los que se producen en la industria farmaceútica y que difícilmente podrían retener las aspiradoras domésticas.

No obstante, estas aspiradoras no se utilizan sólo en ambientes industriales o comerciales. También muchos particulares optan por estos modelos para conseguir un resultado más profesional en sus hogares, especialmente en la limpieza de alfombras, garajes o patios.

En cualquier caso, e independientemente del tipo de aspiradora, limpiar el filtro de una aspiradora de manera adecuada es fundamental para mejorar el rendimiento de la máquina y eliminar de forma más eficiente los ácaros que se acumulan en las superficies.

Tips para limpiar el filtro de las aspiradoras con bolsa

Las aspiradoras con bolsa cuentan con dos filtros: El protector del motor, y el de la salida del aire. Para proceder a su limpieza, en primer lugar hay que extraer la bolsa pulsando el botón adecuado o girando una perilla para que se separe del aspirador. Todos los modelos deben disponer de un mecanismo sencillo cerca de la zona del filtro para extraerla.

Podemos hacer uso de un cepillo suave y seco para limpiar los restos de polvo que quedan acumulados en el filtro. Luego volveremos a colocar el filtro y la bolsa en su lugar.

Después extraeremos el filtro de salida del aire y lo limpiaremos, o cambiarlo por uno nuevo en caso de que sea necesario. Finalmente montaremos los filtros y la bolsa.

Limpiar el filtro de aspiradoras sin bolsa

Las aspiradoras sin bolsa suelen incorporar varios filtros que requieren de una limpieza aún más profunda.

En estos casos extraeremos el depósito del aspirador girándolo, o bien pulsándolo, en función del modelo que tengamos. Ahora retiraremos la tapa y vaciaremos el contenido. En este punto toca limpiar todos los restos de suciedad que hayan quedado incrustados en los pliegues del filtro con ayuda de un cepillo suave. Acto seguidos pasaremos a retirar el resto de filtros y limpiarlos según las indicaciones del fabricante. Algunos filtros pueden sumergirse en agua, mientras que otros aconsejan limpiarlos en seco.

Cómo limpiar las aspiradoras con filtro de agua

En las aspiradoras con filtro de agua es fundamental limpiar los filtros con frecuencia para evitar que aparezcan bacterias y moho generados por la humedad.

Para ello, levantaremos la tapa y vaciaremos el contenido recogido por la aspiradora; extraeremos el filtro de agua y lo limpiaremos con una esponja suave y abundante agua. Luego deberemos dejarlo secar por completo a temperatura ambiente, normalmente puede ser necesario esperar un día completo.

Podemos aprovechar para limpiar la carcasa y los distintos accesorios con un paño húmedo.

Por último, volveremos a colocar los filtros en su lugar y... ¡lista para volver a la limpieza de nuevo!

Si la aspiradora se utiliza con mucha frecuencia puede ser necesario cambiar el filtro cada seis meses y sustituirlo por uno nuevo.