Tras todo el año esperando, por fin han llegado: Las vacaciones de verano ya están aquí. Y si siempre es importante revisar el coche antes de viajar y asegurarse de que todo esté en orden para no sufrir ningún contratiempo de última hora que las arruine. Este año, después de tantos meses de confinamiento en los que probablemente el coche haya estado más parado que de costumbre, esta revisión se vuelve aún más importante. Pero, ¿sabes cómo hacer el chequeo de tu vehículo? ¡Aquí te contamos los puntos que debes revisar!

Además, en Gragedes contamos con los productos de limpieza para el coche que necesitas para empezar las vacaciones con buen pie. Y es que un coche limpio es más seguro. Entre otras cosas, porque unas lunas, retrovisores y faros en buen estado y sin polvo nos facilitan ver y ser vistos. Así que la limpieza de las lunas, tanto por dentro como por fuera, es esencial. Ya que conducir con suciedad, vaho o cualquier elemento que entorpezca la visión significa un incremento en el riesgo de accidente.

La batería del coche, entre las cosas que revisar antes de viajar

Cuando el coche no se coge a menudo, es frecuente que la batería de fallo por poco uso o por algún defecto que pueda aparecer con el paso del tiempo. De hecho, estos son los principales motivo por los que el coche no arranca.

Es recomendable cambiar la batería si ésta tiene más de cuatro años y el vehículo no se ha utilizado con frecuencia. O si ya nos ha dado algún que otro problema en los últimos meses.

Si se han tenido dificultades para arrancar, y no es problema de la batería, al revisar el coche antes de viajar se deberá comprobar el estado de las bujías (cuando el coche sea de gasolina). En el caso de los coches de diésel, si después de accionar un par de veces los calentadores, el vehículo no arranca, puede que el problema esté en el motor de arranque. Este problema se asocia a un ruido característico cuando se intenta arrancar. También es común que falle el interruptor de encendido. En este caso no se iluminarán las luces del cuadro de instrumentación.

Revisar los neumáticos antes de irte de vacaciones

Es recomendable revisar el estado de los neumáticos cada mes. Ya que éstos depende el contacto del coche con la carretera, y por tanto, la seguridad de todos los viajeros.

En el chequeo de tu vehículo no puede faltar comprobar la presión y el estado general de los neumáticos. Los niveles óptimos de carga plena o media suelen encontrarse en la tapa del depósito o en el marco de la puerta del conductor.

Cuando la presión (que debe revisarse en frío) está por debajo del 20% de su nivel normal, se deberá inspeccionar el vehículo visualmente para comprobar posibles daños.

Un truco para saber si una rueda está muy desgastada es meter una moneda de un euro por su relieve. Si se ve la parte dorada, es el momento de cambiarla.

Rellenar los líquidos del vehículo

Otras de las cosas que deben hacerse al revisar el coche antes de viajar es comprobar y rellenar los depósitos de líquido del vehículo. En este sentido, se incluye el aceite, el líquido de frenos, líquido anticongelante y del limpiaparabrisas. Un nivel bajo de aceite puede dañar seriamente el motor.

Por su parte, no tener líquido limpiaparabrisas puede suponer un problema de seguridad en nuestro viaje, especialmente si viajamos a una zona de playa o cae una tormenta de arena.

En cuanto al líquido anticongelante, éste evita que con el calor el agua del motor se evapore al pasar por todos los conductos del motor, algo muy habitual en los meses de verano.

Comprobar el estado de frenos y luces

Otros elementos del vehículo que están directamente relacionados con la seguridad de sus ocupantes son los frenos y las luces. Por eso, en el chequeo de tu vehículo no puede faltar echar un vistazo al desgaste de discos, pastillas de freno y tensión del freno de mano.

Comprobar que todas las luces funcionan con normalidad también es fundamental, especialmente si no se ha pasado la ITV aún o se ha sufrido algún golpe en las últimas semanas que haya podido desviar su trayectoria o romper alguna bombilla.