Aunque se trate de una tarea que a veces nos veamos tentados a posponer, limpiar el inodoro correctamente es fundamental para evitar que los gérmenes y la humedad se acumulen y acaben siendo perjudiciales para la salud de sus usuarios. Para conseguirlo, en Gragedes.com contamos con los mejores productos de limpieza industrial. Pero además, es importante saber cómo utilizarlos y qué técnicas de limpieza emplear.

Productos para limpiar el inodoro correctamente

Actualmente existen productos específicos para limpiar el inodoro y dejarlo como nuevo. Entre los más usados destacan los siguientes.

Productos desinfectantes

Cuando nos disponemos a limpiar el retrete no basta con pasar una bayeta con agua o jabón. Esta zona es una de las más propensas a acumular todo tipo de gérmenes y bacterias, por lo que se deberán utilizar desinfectantes y eliminadores de manchas.

Algunos de estos productos cuentan con un diseño especialmente pensado para llegar a las zonas más difíciles de alcanzar y poder facilitar así su limpieza. De esta forma conseguiremos borrar todo resto de agente o patógeno, además de disfrutar de un olor y un aspecto mucho más agradable.

Pastillas con lejía para limpiar el váter

Otro producto muy demandado para limpiar el váter, especialmente las zonas que tienden a oscurecerse y acumular mayor suciedad, son las pastillas desodorizantes. Son muy sencillas de utilizar, basta con colocarlas en el tanque del inodoro y actúan por sí solas.

Estas pastillas pueden estar activas durante varios meses y son perfectas para prevenir todo tipo de manchas y eliminar los gérmenes y la suciedad más persistente.

Cepillos ergonómicos y geles de limpieza

Para limpiar el inodoro correctamente es muy importante no dejar ningún hueco sin restregar bien para eliminar cualquier resto de suciedad. Dada la forma del inodoro esto no siempre es fácil. Por eso lo mejor es utilizar cepillos especiales con cerdas flexibles y diseños ergonómicos. Estos están especialmente pensados para amoldarse a las curvaturas del váter y las áreas más estrechas.

Para un resultado de diez, antes de limpiar con el cepillo puede aplicarse gel de limpieza para baño. Este tipo de geles están diseñados especialmente para adherirse a las paredes del inodoro y activarse con el agua.

Limpiar el inodoro paso a paso

Lo primero será preparar los productos de limpieza que vamos a necesitar: Guantes, cepillo de dientes, limpiador en spray, un trapo o papel de cocina y escobilla.

Aplicar spray desinfectante

Después de ponernos los guantes y quitar cualquier objeto que pueda haber sobre el váter, procederemos a vaporizar el inodoro por todas partes, por fuera y por dentro, incluida tapa, cisterna y pie.

Con el cepillo de dientes limpiamos las juntas más inaccesibles y las zonas con tornillos.

Utilizaremos la escobilla para limpiar la zona interior de la taza, en círculos de arriba a abajo. Una vez que terminemos dejaremos correr el agua

Limpiar el váter por fuera, aún más importante

Los productos mencionados se utilizan más bien en el interior de la taza. Que también es donde hacemos mayor hincapié en la limpieza. No obstante, esta zona se va limpiando cada vez que tiramos de la cisterna y pasamos la escobilla. Por lo que es aún más importante limpiar el váter por dentro. Y esto deberá hacerse a diario.

El pulsador de la cisterna suele utilizarse antes de lavarnos las manos, por lo que deberá limpiarse tras cada uso, o al menos una vez al día con un producto desinfectante. Lo mismo ocurre con la tapa del váter.

Para llevar a cabo esta tarea podemos utilizar papel de cocina o un trapo limpio, con el que limpiaremos el producto limpiador que habíamos echado sobre las zonas exteriores.